Reseña: El Beso del Infierno.

by - diciembre 07, 2017

¡Hola!
Hoy os traigo una reseña de un libro que ha sido un descubrimiento, ya que aunque conocía a la autora y empecé con una de sus obras, la dejé al poco tiempo.
Esta me ha encantado y no es una saga que haya visto que conozca mucha gente. Se trata de Los Elementos Oscuros.








Nombre: El Beso del Infierno.
Título original: White Hot Kiss
Trilogía: Los Elementos Oacuros #1
Autora: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Plataforma Neo 
Páginas: 408

Sinopsis: 
Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga alma, ella es cualquier cosa menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee. Criada entre los Guardianes –una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo–, Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre. Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy y tatuado que dice saber todos sus secretos. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero hay algo que se lo impide… especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales, ya que Roth no tiene alma. Pero en el momento en que Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoniaco, confiar en Roth no solo puede arruinar su oportunidad con Zayne… Podría convertirla en una traidora para su familia. Peor aún, podría llevarla a un viaje sin retorno al fin del mundo.



Pues leí este libro tras la incansable recomendación de mi chica preciosa Le Passeur d’Aurore, a la que se lo agradezco enormemente porque he descubierto una trilogía genial.
Llevaba nosecuánto tiempo diciéndome a mí misma que me reencontraría con la temática de demonios y no lo hacía nunca. Era lo primero que leía de Jennifer (mejor dicho, completaba, porque comencé la Saga Lux y la dejé tras 20 páginas) y no llevaba las expectativas muy altas. Por eso cuando lo cogí dije: vamos a ver qué me encuentro.

En el libro nos encontramos a Layla, nuestra protagonista, mitad guardiana, cosa a la que se dedica como una loca, y mitad demonio, una faceta de la que reniega. Cuenta con la ayuda de Zayne, su gran aliado, su mitad, alguien con quien se complementa y con quien cree que puede encajar por completo. Pero este mundo ideal se trastoca cuando aparece en su vida Roth, un demonio bastante… peculiar, el cual no va a ponerle las cosas fáciles a nadie.

Layla es una chica que tiene un debate constante consigo misma, ya que no acaba de aceptar la mitad de su ser. Creo que se encierra en ella misma y en su “deber” con los guardianes, y con Zayne. Siente una confusión vital que nos transmite (y nos pega).
No he conseguido conectar del todo con ella, ya que me parece que es una chica demasiado cabezona e impulsiva, cosa que hace que se arriesgue mucho, a veces innecesariamente. Pero sin embargo me cae bien. Es una relación extraña la nuestra.
Lo que más me ha gustado de ella es que posee una cualidad extraña, a la par que peligrosa, que es la que “le da el título al libro”. Me encanta como trabaja esa cualidad para ayudar a los guardianes (no me gustan tanto sus restricciones) porque es algo que le da el toque. Y ahí lo dejo.

Zayne no me ha gustado desde el primer momento. Sí, es majo, amable, atento… pero demasiado condicionado por su familia, cosa que no le permite mostrarse como realmente es, ni mostrar lo que verdaderamente siente. Simplemente no he encajado con él, ni con sus actos.
Me dejo al mejor para el final...

Y ese es Roth.
Desde el principio su aparición es “épica” (o más bien llena de estilo) y eso es algo que va a caracterizarlo. Es un personaje muy luchador y atento con su gente, pero a la vez puede ser letal. Y esas facetas que cambia con facilidad según la situación es lo que me ha encantado. Eso, y el propio carácter del personaje. Es un chico sarcástico y carismático, y no se puede pasar por alto su presencia.

Me gusten más o menos, tengo que decir que los personajes están psicológicamente muy bien trazados, aunque a veces pecan de contradictorios. Algo que me ha gustado de ella es que tiene la capacidad de sorprender con los personajes, porque esconde la maldad -o la bondad- bajo muchísimas capas, y cuando se descubre la verdad, te sorprende.

En cuanto a la escritura de la autora, tengo que decir que me ha gustado bastante. Tiene un ritmo muy ligero y bastante sencillo, lo que contribuye a que el libro se lea rápido. La ambientación está muy bien conseguida, pero sobre éste punto da la información a cuentagotas, y me ha costado un poquito situarme.

Lo que no me ha gustado tanto es que hay unas cuantas escenas rellenas, de transición, densas… como queráis llamarlo. Pero a mí me sobraban unas cuantas. Eso pasó sobre todo al principio, que desde mi punto de vista fue un poco más introductorio de lo que debería.

Otra cosa que quiero destacar de ella es esos giros argumentales que te dejan un poco mudos. Quizá demasiado. 
No es el “todo va mal, pasa algo y se soluciona”. Al contrario. Es un “¿Las cosas no van lo suficientemente mal? Pues toma, un poco más de sufrimiento.” Eso se muestra mucho desde la mitad del libro hasta el final, cuando la acción es imparable.

Ese final fue desalentador y no me faltó la sensación de “no es justo”. Esta mujer me ha roto un poquito el corazón.

La verdad es que es un libro que me ha sorprendido para bien, y por ello de puntuación se lleva un 8’5 de 10.



Noté cada piedrecilla que se me clavaba en la espalda, y entre la masa de pensamientos confusos recordé lo que había dicho Roth: 
«Las personas con las almas más puras son  capaces de las maldades más grandes. Nadie es perfecto, sin importar lo que sean o por qué bando luchen».
Nunca se habían dicho palabras más verdaderas.
La desesperación nubló mis sentidos. Le clavé las uñas en la mano, pero no podía respirar por mucho que lo intentara. Notaba los miembros pesados mientras me ahogaba en mis propias lágrimas.





Y hasta aquí la reseña de hoy. La verdad es que ha sido un gran descubrimiento y estoy deseando leer su segunda parte. 
¿Lo habéis leído? ¿Qué me decís de él?
Nos leemos ♥

You May Also Like

6 comentarios

  1. ¡Hola! A mí la verdad es que este libro me decepcionó un poco, no he leído muchos de Jennifer y mucha gente siempre dice que escribe maravillas, así que puede que fuera problema personal jajaja. Sin embargo, el segundo lo leí este verano y me gusto mucho más, ahora estoy deseando leer el desenlace a ver qué tal :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa! Tengo pendiente leer algo de esta autora que tanto gusta, pero de momento no me he animado con nada, me ha gustado lo que cuentas sobre los giros argumentales, que se diferencias de los que se dan en otros libros.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! No he leído nada de la autora. Tu reseña está muy bien detallada. Quizás cuando le de una oportunidad empiece por esta. Gracias!! 😄

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho la reseña. Especialmente lo que cuentas acerca de los personajes. Probablemente sea a lo que más importancia le doy en las novelas, que se sientan reales, bien trazados, con profundidad... la opinión que tengas sobre ellos ya es otra cosa. Pero que el autor (autora en este caso), sea capaz de crear buenos personajes para mí lo es casi todo.

    Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Tengo pendiente está saga y espero que en 2018 poder leerla.
    Te dejo la dirección de mi blog por si quieres pasar. http://valkirialiteraria.blogspot.com.es/
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Lo que te digo es que me alegro infinito de que te animaras con este libro y estoy deseando que sigas con la trilogía! 😍 Y, por dios, menuda pedazo de reseña, mejor no podías haberlo explicado, como subo yo ahora la mía? 🙈😝
    Un besazo bonita mía! 😘❤

    ResponderEliminar