miércoles, 1 de febrero de 2017

Reseña: La Maldición del Ganador.

¡Buenas noches de miércoles! No hace ni diez minutos que he terminado de leerme el libro, y me he visto con la necesidad imperiosa de reseñarlo. De nuevo, un libro te trastoca los planes...
Se trata de La Maldición del Ganador, un libro que me ha costado mucho decidirme a leer, porque siempre "había libros mejores que leer", y cuando iba a empezarlo, uno se cruzaba en mi camino, relegando este a un segundo plano. (Mal, muy mal) 

Ficha técnica.
Título: La Maldición del Ganador.
Título Original: The Winner's Curse. 
Autora: Marie Rutkoski
Serie: Trilogía del Ganador #1
Editorial: Plataforma Neo 
Nº de Páginas: 378
Encuadernación: Rústica.


















Sinopsis:
Conseguir aquello que deseas podría costarte todo lo que amas...
Al ser la hija del general de un gran imperio que se deleita en la guerra y en la esclavitud de los vencidos, Kestrel solo tiene dos opciones: unirse al ejército o casarse. Pero ella tiene otros planes. Sin embargo, todo su mundo da un giro radical cuando la chica encuentra su alma gemela en un esclavo cuyos ojos parecen desafiar al mundo entero y, siguiendo su instinto, termina comprándolo por una cantidad ridícula de dinero. Pero el joven guarda un secreto, y Kestrel aprende rápidamente que el precio que ha pagado por otro ser humano es mucho más alto de lo que podría haber imaginado. Que ganar aquello que quieres puede costar todo lo que amas.

Opinión personal:

¿No os pasa que comenzáis a leer un libro, que al principio no os convence para nada y después os termina gustando muchísimo? Pues eso mismo.
La historia comienza con Kestrel, la hija del general de un gran imperio en un mundo imaginario. Todo el movimiento de la trama comienza a fluir cuando Kestrel compra a un misterioso esclavo. Uno, que no se separará de ella a partir de ese momento. Como toda acción trae consecuencias, la compra del esclavo no será, precisamente, un camino de rosas.
Me han recomendado este libro muchas veces, muchísimas. Y nunca terminaba de fiarme del todo para empezar a leerlo.
Luego vi la portada, esa maravilla que me dijo: tienes que leerlo ya. Y así lo hice. Pero claro, me quedaba el miedo de "a lo mejor la portada es tan bonita que es lo único bueno que tiene". Pues no.

La narración es en tercera persona, algo que me gusta especialmente porque te da la oportunidad de conocer más a fondo la psicología de los personajes, a diferencia de la narración en primera persona, que te permite conocer la realidad protagónica, pero  desde un punto de vista subjetivo.

Kestrel una chica de diecisiete años, perteneciente a la casta Valoriana. Un pueblo de conquistadores fuertes, valientes... y crueles. 
En la primera toma de contacto con ella, puede crear una sensación de niña boba y malcriada, que tiene todo cuando quiere y no ve más allá. Pero en verdad no. 
Más bien es una chica impulsiva y manipuladora. Pero también es leal, inteligente... y sobre todo peligrosa. La capacidad de manipulación y manejo de las palabras es maravillosa, ya que  puede desarmar a su contrario con palabras más afiladas que las espadas de los oficiales de su ejército, literalmente.
Arin es un esclavo de misteriosos y profundos ojos grises, que calla y sabe más de lo que dice. Es un esclavo de la ciudad de Herrán, con una mirada altamente desafiante y  que guarda un secreto que puede echar a temblar el imperio y el mundo de Kestrel. 
Al principio su actitud es oscura, burlona y desdeñosa. Arín, entre muchas cosas es especialmente hábil con el engaño mediante las palabras: puede hacerte creer una cosa y hacer otra sin que te lo esperes.

El primer contacto con el libro, ha sido un poco denso. Me ha costado mucho engancharme a la  historia, porque no conseguía situarme en el contexto temporal de la trama. Los primeros capítulos se han hecho un poco largos a nivel de detalles y de que la trama no avanza mucho, o no tan rápido como a mí me habría gustado. Sin embargo después se suceden una serie de hechos, que son aparentemente puntuales, pero que van a tener bastante peso en la resolución de la trama, ya hacia el final del libro. La autora suelta el bombazo, y se queda tan tranquila. Y tú como lector, te replanteas si es legal que la autora juegue así con tus sentimientos.

Quiero destacar aquí la narración, porque en esta ocasión es bastante rica en detalles, aunque no llega a ser una descripción pesada. Añade la cantidad justa de intriga, que va aumentando a lo largo de la historia. Es una trama llena de emociones, de giros dramáticos, de traición, de apariencias inocentes que luego son más peligrosas de lo que creemos... 

Es una lectura que te hace adicto por momentos. Al principio no lo entiendes, pero llega un momento en el que tienes una sensación de tensión que no se resuelve. Y no puedes parar de leer.
Ha sido una lectura muy rápida, y la he disfrutado muchísimo. 

No sé si estoy preparada para leer el segundo libro... pero necesito respuestas.

"—No acudís a subastas a menudo, ¿no es así? La Maldición del Ganador es cuando ganas la subasta, pero sólo pagándola a precio de oro. La multitud estaba esparciéndose.  [...]
El camino ahora estaba claro para que Kestrel se fuera, aunque no podía moverse. 
—No lo entiendo —dijo Jess. Tampoco lo entendía Kestrel. 
¿En qué había estado pensando? ¿Qué estaba tratando de probar? Nada, se dijo a sí misma. Con la espalda hacia la cantera, hizo que su pie diera el primer paso para alejarse de lo que había hecho. Nada en absoluto."









Contadme... ¿Vosotros lo habéis leído? ¿Qué pensáis de él? ¡Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario